Publicado en El País
9/10 2014

El verdugo está en casa

Espanta el nivel de deshumanización que requieren ocho soldados para asesinar a sangre fría a una veintena de jóvenes en Tlatlaya, y para que policías municipales capturen, maten y calcinen a 43 estudiantes en Iguala (hasta ahora se han encontrado 28 cadáveres en espera de ser identificados, pero ya hay una confesión de por medio). El horror dantesco que provocan estas recientes masacres en el Estado de México y en Guerrero tienen en común que han sido perpetradas por autoridades. En ninguno de los dos casos estamos hablando de una represión sangrienta provocada al calor de una manifestación que se sale de control. No son policías agredidos que a una bomba molotov o una roca responden con una bala. Se trata de ejecuciones sumarias contra víctimas desarmadas y sometidas.

Los resortes de crueldad y bestialidad que entrañan matanzas de esta naturaleza hacen pensar, toda proporción guardada, en el salvajismo de las ejecuciones serbias en Kosovo, de tutsis y hutus en Ruanda o en las cámaras de gases nazis en los campos de concentración. No en la escala obviamente; los casos citados involucran a miles de víctimas y constituyen genocidios en toda la línea. Pero sí en las pulsiones emocionales y psicológicas por las que pasa un verdugo para prestarse a una ejecución multitudinaria.

Peor aún, en Ruanda, en la Alemania nazi o en la guerra en los Balcanes había un componente deLEER MAS

Publicado en Artículos dominicales
5/10 2014

Osorio Chón y El Chicharito Hernández

Después de sus comparecencias ante los indignados alumnos del Politécnico, uno se pregunta de Osorio Chón lo mismo que de Chicharito Hernández tras meter dos goles espectaculares con el Real Madrid: ¿de veras serán así de buenos?

No, no tanto tendríamos que responder. El Chicharito anota dos goles espectaculares y en el siguiente partido falla un tiro a bocajarro de manera incomprensible para un jugador que compite en la Champions. No, el Chicharito no es malo, pero tampoco es un Karim Benzema, digamos.

Lo del secretario de Gobernación es más complicado, porque hay muchos factores en juego. Por lo pronto ya anotó en dos partidos seguidos. El viernes pasado salió de nuevo a la calle de Bucareli para una reunión multitudinaria con los estudiantes, en esta ocasión para dar a conocer la respuesta del gobierno federal a su pliego petitorio. El talante aperturista que mostró días antes el funcionario volvió a relucir, pese a la irritación pronta de los manifestantes. Empapado con la lluvia pertinaz y pese a los ocasionales abucheos, Osorio llevó a buen término la reunión. Básicamente porque cedió en todos los puntos.

La opinión pública ha recibido con beneplácito que el gobierno federal haya vencido toda tentación autoritaria para responder al conflicto. Lo del Politécnico no era (no es) cosa menor. Bien pudo escalar en un 2 de octubre de hace 46 años. Nos hemos acostumbrado a que las manifestacionesLEER MAS

Publicado en Artículos dominicales
28/09 2014

CNDH Ombudsman de los políticos

Tenemos un problema cuando el ejército está más dispuesto a revisar las violaciones de los soldados a los derechos humanos que la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Lo que ha sucedido con el caso de Tlatlaya revela hasta que punto la CNDH es un instrumento diseñado para bloquear, por la vía de la negación o la burocratización los excesos del Estado en contra de los ciudadanos. Repasemos brevemente lo que sucedió en Tlatlaya. El pasado 30 de junio elementos del ejército mexicano mataron a 22 presuntos delincuentes (21 hombres y una mujer menor de edad) en una bodega ubicada a un kilómetro de la comunidad rural de San Pedro Limón, en el municipio de Tlatlaya, Estado de México, casi en el límite con Guerrero. La versión oficial, emitida ese mismo día por la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena), señaló que los delincuentes atacaron primero a los militares que patrullaban la zona, que hubo un enfrentamiento entre ambos bandos y que los miembros del ejército mataron a todos. Incluso el Gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, dijo el 1 de julio que “el ejército en legítima defensa abatió a los delincuentes”. Dos meses más tarde, Julia (quien pidió mantener su verdadero nombre en secreto por temor a represalias) un testigo presencial del suceso entrevistada por Esquire, dijo que fueron los soldados quienes dispararon primero y que los presuntos delincuentesLEER MAS

Publicado en El País
25/09 2014

La crucifixión delas ONGs

Las organizaciones no gubernamentales (ONGs) suelen producir urticaria a los políticos por muchas razones. Les resultan incómodas, entrometidas, críticas y difícilmente controlables. En suma, son intervenciones de la sociedad civil que atentan contra el monopolio sobre los asuntos públicos que desean ejercer los grupos en el poder. No es casual que los gobiernos autoritarios conduzcan poco menos que una guerra constantes contra la actividad de estas asociaciones. Vladimir Putin prohibió en 2005 que las ONGs rusas recibieran fondos internacionales en su intento por acotar a los activistas de derechos humanos y a los grupos a favor prácticas democráticas. En agosto de este año el gobierno acusó a Madres de Soldados de San Petersburgo de constituir un agente extranjero: es un grupo que busca información sobre los soldados rusos que han sido muertos o lesionados en Ucrania. En Venezuela son conocidos los esfuerzos de Chávez y de Maduro a lo largo de los años para sacar de la arena pública todas las ONGs que no sean las suyas.

En México la hostilidad en contra de las organizaciones no afiliadas al sistema ha ido en aumento. En algunas regiones de la peor manera: mediante el simple expediente de asesinar activistas, amedrentar empleados y saquear oficinas de las pocas asociaciones civiles que trabajan a favor de los derechos humanos. Luego del asesinato de quince balazos de Sandra Luz Hernández, ocurrido el 12 de mayoLEER MAS

Publicado en Artículos
21/09 2014

Nuevos Barones de la TV

Parecería que conseguir un canal de televisión es como hacerse de un título nobiliario. Todos saben que no va a ser un buen negocio pero muchos aspiran a tenerlo por razones de prestigio. Bueno, y por otras razones, algunas de ellas inconfesables.

Lo que está claro es que el mercado publicitario que recurre a la televisión abierta se reduce año trás año. Internet, la publicidad en la calle y en los móviles, la promoción directa y la multitud de medios de difusión hacen que la caja chica haya perdido el carácter casi monopólico que llegó a tener en el pasado. A la televisión tradicional le está pasando lo que a los periódicos un lustro antes: las nuevas generaciones ya no la sintonizan como solían hacerlo. Quitarle a Televisa y a TvAzteca una tajada jugosa del pastel será prácticamente imposible para los nuevos competidores, entre otras razones porque ese pastel se ha empequeñecido y seguirá haciéndolo.

En otras palabras, se da por descontado que la inversión para hacerse de una de las dos nuevas cadenas de televisión será más alta que los beneficios que puedan ofrecer las audiencias o el mercado. No va a ser negocio. Punto.

La pregunta, entonces, es ¿por qué hay tantos tiradores interesados en entrarle “a un mal negocio”. La respuesta, de nuevo, remite al título nobiliario: ser Barón de un medio de comunicación tiene otros beneficios.

El ejemplo de losLEER MAS