Publicado en Artículos dominicales
6/04 2014

¿En qué siglo vive el PRI?

¿Para qué hacer las cosas bien si es tan fácil hacerlas mal? Después de todo, cualquier buena acción al promulgar una reforma constitucional puede ser enmendada con una ley secundaria que le de al traste. Cuando creíamos que por fin el gobierno se había puesto del lado del interés público, al promulgar la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones el año pasado, vemos con horror que a la hora de la verdad le temblaron las corvas.

El proyecto de ley secundaria que finalmente pasó la presidencia al legislativo es un cocido español al que se le incorpora todo tipo de sobras, algunas de procedencia indefinida. Peor aún, en el caso de la ley, algunas de los ingredientes tienen una procedencia muy definida: Televisa. En el añejo pleito entre los dos grandes gigantes empresariales de este país, Carlos Slim y Emilio Azcárraga, el gobierno federal se decantó por este último. Mientras que en telefonía celular calificó de preponderante la presencia del Grupo Carso (es decir monopólica), en televisión abierta donde la presencia de Televisa alcanza un 70 por ciento del espectro, decidió aplicar un criterio tramposo al fusionar televisión con radiodifusión, diluyendo así el peso del imperio Azcárraga ante la ley.

Desde luego es encomiable el esfuerzo de esta iniciativa para acotar el enorme conglomerado de Slim. De ahora en adelante los competidores de telefonía celular podrán utilizar la infraestructura física de AmericaLEER MAS

Publicado en Columnas en Sinembargo
2/04 2014

Navegar en el Nilo

Durante años no existieron los feminicidios en el Edomex, los cárteles de la droga no habían llegado a la capital y la inseguridad en el país desapareció como por encanto en cuanto el PRI regresó a Los Pinos. O por lo menos eso fue lo que se nos dijo, hasta que las cifras demostraron lo contrario. Algo parecido está sucediendo ahora en materia económica. El gobierno federal reiteró estos días la optimista proyección que fija en 3.9% el crecimiento de la economía mexicana en 2014, pese al desastroso inicio del primer bimestre. Enero y febrero estuvieron muy por debajo de las expectativas, la recaudación fiscal fue menor a la del año anterior (cuando crecimos 1%) y salvo lo relativo al automóvil el resto de la industria manufacturera está sufriendo las de Caín; lleva nueve meses cayendo de manera ininterrumpida. Comenzamos a sospechar que las expectativas de crecimiento de parte del gobierno federal tienen que ver poco con la realidad y mucho con una preocupante tendencia a la negación.

No sé si tenga que ver con una vida plácida y de éxitos continuos, o lo traiga en el ADN y obedezca por tanto a la herencia genética, pero advierto a en Peña Nieto una curiosa tendencia a borrar de la realidad aquello que le desagrada. Los psicólogos consideración a la negación como un mecanismo de defensa, y en alguna medida todos estamosLEER MAS

Publicado en Artículos dominicales
31/03 2014

La tentación del autoritarismo

“No podrán transmitirse noticias, mensajes o propaganda de cualquier clase que sean contrarios a la seguridad del Estado o al orden público”. No, la frase anterior no es una disposición de Putin para la recién anexada Crimea. Es la propuesta de cambio del ejecutivo para al artículo 229 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión. Con un agravante: sería la secretaría de Gobernación la responsable de dictaminar qué noticia es contraria al orden público o a la seguridad del Estado. Bajo ese criterio los medios de comunicación no podrían informar de temas que resulten incómodos a la opinión pública por el riesgo de provocar una protesta que afecte el orden público.

Poder y autoritarismo van de la mano. Lo vemos en la oficina con el jefe recién ascendido, en el aula con el alumno al que se le pide cuidar a sus compañeros, en el antro con el cadenero que abusa de la potestad para denegar el ingreso, en la ventanilla con el burócrata que pisotea la paciencia de los solicitantes. Se dice que los chaparros con poder abusan por mecanismo compensatorio, los altos porque se creen superiores, los gordos por resentimiento, los flacos por amargados, las mujeres con mando para evitar una imagen de debilidad, los hombres… porque son hombres. Lo que quiero decir es que el uso arbitrario del poder forma parte de la condición humana. Una yLEER MAS

Publicado en Columnas en Sinembargo
26/03 2014

En la mente de tu gober

Bola de ingratos, es lo que son: periodistas, blogueros, tuiteros de mierda. Nos acusan a los gobernadores de ser virreyes, sátrapas, señores feudales. Si supieran que no puedo dar un paso sin que un reportero se haga el listillo con preguntas de mala leche a pesar del chayote; o sin que algún pendejo de a pie me haga videos con su celular en cuanto salgo a la calle. Ya me veo en Youtube: que si la papada, que por qué tantos guaruras, que ya cambié de carro. Carajo, no hay manera de darles gusto.

¿Que nadie nos gobierna? ¿Que somos impunes? Ajá, ¿creen que es fácil dormir con eso que le están haciendo a Granier en Tabasco, tan buena persona. Y a Moreira sólo lo salva que es amigo del presidente, pero hay otro par de colegas a los que ya traen en salsa.

Ayer el tesorero me dijo por enésima vez que nuestro guardadito no tiene ningún riesgo. Una parte está en Canadá, otra en España y la más escondidita en no se que fondo bursátil en Islas Caimán a seis grados de separación de mi apellido. A ver si no me lo hacen perdidizo estos cabrones. El operador financiero que nos lo maneja le ha trabajado a varios generales durante años sin ningún problema. Pero a mí eso no me tranquiliza. A los militares nadie los audita porque ellos nuncaLEER MAS

Publicado en Artículos dominicales
23/03 2014

Colosio: una propuesta indecorosa

Como en el tema del cáncer, al parecer nunca habrá una investigación que nos deje convencidos sobre el origen del asesinato de Luis Donaldo Colosio o, para el caso, el de John F. Kennedy. Pero en el caso del cáncer podemos pensar que la ciencia llegará a dilucidar el misterio, no así el de los atentados políticos. Siempre habrá resquicio para mantener latente la hipótesis del complot, pese a la versión oficial de un “asesino solitario”.

Veinte años después de la muerte de Colosio los mexicanos siguen divididos entre las dos hipótesis. Desde luego la idea del complot tiene mas charme y presupone la existencia de una orquestación malévola desde las altas esferas. Algo que, además, coincide con la manera en que sabemos se definen la mayor parte de los asuntos públicos en nuestro país. Una y otra vez los periodistas confirmamos que los temas importantes no se resuelven en los recintos parlamentarios y ni siquiera en las oficinas ministeriales, sino en las charlas de sobremesa entre las élites en los restaurantes elegantes de Polanco y Las Lomas, en la Ciudad de México.

Y por el contrario, asegurar que el responsable fue Aburto, y sólo él, resulta anticlimático e ingenuo. Qué un individuo humilde, desequilibrado y sin recursos haya vencido al Estado mexicano y trastocado la vida nacional resulta inverosímil. Si se tratase de una novela política, la trama sería invendibleLEER MAS