Publicado en El País
20/08 2014

Los ricos también lloran, y luego se hacen más ricos

Son los verdaderos amos, los titiriteros de la escena pública. Llegan y pasan presidentes, normalmente con más pena que gloria, y ascienden y descienden funcionarios, pero los que pertenecen a la lista de Forbes están allí, año tras año, con más o con menos ceros en su patrimonio, pero con la certeza de que llegaron para quedarse.

Los hay en cada país y no cuesta trabajo memorizarlos porque son apellidos que atraviesan generaciones. En México Slim, Azcárraga, Bailleres, Salinas Pliego, Vázquez Raña, Familia González (Banorte), Servitje, Zambrano, Coppel, Larrea, Chedraui, Familia Ramírez (Cinépolis), Familia Fernández (FEMSA), Del Valle, Senderos, Saba, Losada, entre otros.

Alguna vez intenté vivir 24 horas sin consumir un servicio o una mercancía del Grupo Carso y debo decir que resultó una misión abortada. Si la tarea se extiende al conjunto de las empresas pertenecientes a las familias mencionadas arriba, tendríamos que concluir que se trata de un objetivo imposible de cumplir. Literalmente tendríamos que limitarnos a respirar, desnudos y a la sombra de algún árbol silvestre (si es frutal seguro está vinculado a alguna de las cadenas alimenticias propiedad de estos empresarios).

Se ha dicho que estamos a seis grados de separación de cualquier otro ser humano del planeta. Pues bien, la élite empresarial está a un grado de separación de los 120 millones de mexicanos. Vestirse, calzarse, comer, fumar, ejercitarse para estar sano o enfermarse, usar un teléfonoLEER MAS

Publicado en Columnas en Sinembargo
20/08 2014

Jarrones pirata: Fox y Calderón

Felipe Calderón ha citado en estos días el viejo dicho de que los ex presidentes son como los jarrones chinos: se sabe que tiene mucho valor pera nadie sabe dónde colocarlos. El panista tiene mucha razón en eso de que no se sabe qué hacer con los ex presidentes pero se equivoca en algo: tienen mucho menos valor de lo que cree. Si fueran jarrones chinos en todo caso serían de los de imitación que se venden en los tianguis.

La semana pasada los dos expresidentes del PAN salieron al escenario para mostrar que aún están vivos. Lo cual no deja de ser curioso tratándose de dos mandatarios que prefirieron nadar de muertito la mayor parte de su sexenio salvo para dos cosas: Fox para soltar ocurrencias, Calderón para soltar los perros de guerra en el fallido combate al crimen organizado. Para casi todo lo demás encabezaron doce años de un gran bostezo. Tan es así que los primeros veinte meses de Peña Nieto parecen, en comparación, una dechado de activismo político gracias a su andanada de reformas.

También la semana pasada Vicente Fox anunció la celebración de una cumbre energética en su rancho de Guanajuato a la cual asistiría el propio Peña Nieto, además de varios miembros del gabinete. Los Pinos no ha confirmado el hecho, así es que bien podría tratarse de otra de las fanfarronadas del Vaquero cocacolero (cómoLEER MAS

Publicado en Artículos dominicales
17/08 2014

¿Perdimos a Mancera?

La caída estrepitosa de la imagen de Miguel Mancera, jefe de gobierno de la capital, es a tal grado preocupante que por vez primera en quince años la izquierda está en peligro de perder el control del Distrito Federal. Pese a que el abogado llegó al poder tras capturar más de un 60 por ciento de los votos hoy poco menos que el 40 por ciento de los capitalinos aprueba su gestión y, todo indica, es una proporción que desciende día a día.

Se me dirá que la popularidad de Peña Nieto no es mucho mejor y pese a ello nada amenaza al PRI, lo cual es cierto. Pero es que el PRI no tiene en este momento contrincante a la vista capaz de capitalizar políticamente el descontento. Sus principales rivales, PRD y PAN, están hoy tan inmersos en sus propias luchas internas que no constituyen una amenaza real. Para desgracia de Mancera ese no es su caso, justamente porque tiene enfrente al PRI para ocupar cada uno de los espacios que la izquierda ceda en la capital. Por lo pronto, el PRD observa la elección de jefes de delegación del próximo año como una inexorable y dolorosa cuenta regresiva: la división de votos de la izquierda entre Morena y el PRD permitirá al tricolor alzarse con varias de las delegaciones de las que fue expulsado hace más de dos décadas.LEER MAS

Publicado en El País
14/08 2014

¿Tiene remedio el PAN?

No sé si la mayoría de los hombres en México hayan acudido alguna vez a un prostíbulo o participado activamente en fiestas amenizadas por escorts sumamente complacientes. Muchos, supongo. Y sin embargo ha provocado un efecto devastador las imágenes del video que circulan en las redes sociales de la fiesta privada que un grupo de panistas se organizó con tan cariñosas edecanes.

Hay desde luego un cuestionamiento ético, con todo lo subjetivo que ello supone: produce incomodidad, por decir lo menos, captar las caras de legisladores que uno ha visto en la tribuna cuando esgrimían indignados argumentos morales, envestidas ahora de miradas torvas y gestos soeces dirigidos a chicas veinte y treinta años más jóvenes.

Reprobable, como pudiera serlo para muchos ciudadanos, lo anterior no implica delito alguno y no pasaría de constituir un incómodo incidente privado. El problema es que se trataba de una velada en el marco de la reunión parlamentaria que la fracción panista sostenía en Puerto Vallarta. Es decir, un viaje financiado con las partidas que reciben las fracciones procedentes del erario público. Si la fiesta fue pagada con recursos públicos se trataría entonces ya no sólo de un cuestionamiento moral, sino también de un gasto injustificado, de un delito.

Y no obstante, sea delito o sólo un incidente bochornoso, el efecto político es inmenso. Particularmente por tratarse del PAN. Nadie en su sano juicio tomaría a los políticosLEER MAS

Publicado en Artículos dominicales
3/08 2014

Retiro lo dicho, o casi

Algo está mal cuando los Romero Deschamps y los Ricardo Aldana mueven el brazo y sacuden sus relojes millonarios para votar en el mismo sentido que los legisladores del PRD en las cámaras. Algo está mal con los perredistas, desde luego. Ambos, líderes charros y parlamentarios de izquierda, se opusieron al rescate financiero de las pensiones y jubilaciones de Pemex que fueron aprobadas por el resto de los partidos en los últimos días.

En este espacio he criticado una y otra vez lo que he considerado excesos, malas prácticas y arranques autoritarios de la administración de Peña Nieto. En esta ocasión, sin embargo, debo admitir que es correcta y valiente la decisión de convertir en deuda pública la bomba de tiempo que representaba el pasivo laboral de un gremio podrido por la corrupción. (Ya sé, algunos de ustedes estarán diciéndose que un columnista más se ha vendido o doblado las manos ante el poder; no se preocupen, tengo la seguridad que en las próximas semanas Peña Nieto y sus círculos me darán material para demostrarles lo contrario).

La parte fundamental de la medida tomada en el Congreso está inscrita en la letra chica: tal rescate económico no se efectuará mientras no se modifique el contrato colectivo de trabajo con el sindicato. Entre otras cosas para obligar a recorrer la edad de jubilación de 55 años a 65 y para asegurar que lasLEER MAS